viernes, 24 de marzo de 2017

REVIEW:"El gato que venía del cielo" por Takashi Hiraide

El gato que venía del cieloEl gato que venía del cielo by Takashi Hiraide
My rating: 3 of 5 stars

Comencé con la lectura de este libro un poco dudativa, como quien introduce la punta de los pies en el agua para probar su calidez, sinceramente, estaba helada y turbia, no tenía idea en que dirección se dirigía el relato y esa sensación se mantuvo de principio a fin.
A grandes rasgos la historia nos presenta la vida cotidiana de un matrimonio joven, sin hijos y que afrontan su día a día: sus trabajos, la economía de un Japón de fines de los 80 y principios de los 90, la decisión de no tener hijos, la muerte de seres queridos y la relación con sus vecinos. Todo enraizado en la aparición de un pequeño gatito, el de sus vecinos, que poco a poco empieza a invadir su cotideaneidad y cambiar de algún modo su monótonas vidas.
Esto provocó en mí dos cosas: por un lado, pensar el cómo nos relacionamos con los animales, con esos seres maravillosos a quienes les decimos "mascotas" y que al menos personalmente, llamamos familias. Cómo su presencia ilumina nuestra existencia y de las diversas formas que se relacionan con nosotros, especialmente los gatos, esos seres misteriosos dotados con una gran personalidad y cuyo comportamiento varía de gato a gato. Lo segundo, una gran congoja, porque no pude evitar pensar en mi hermoso gato Chatrán, el primero, el gran señor, para nada mimoso pero con una presencia que se hacía y se hace entrañable. Lo extraño y no pude evitar pensar en los últimos días de vida y en cómo me dejo un día en el que me encontraba ausente.
No es de los mejores libros que he leído pero algo me hizo sentir y sin dudas no pudo no llamarme la atención teniendo como escenario a Japón y al misterioso mundo felino.
Un último comentario, que no viene al caso pero no puedo dejar de hacerlo, mientras escribo estas líneas mi gata Rowling (sí, Rowling, como J. K. Rowling) dormita detrás de mi computadora.

View all my reviews

lunes, 7 de noviembre de 2016

jueves, 8 de septiembre de 2016

Looking for AlaskaLooking for Alaska by John Green
My rating: 2 of 5 stars

El fenómeno John Green se instaló en el género juvenil con todo y como promotora de la literatura que me considero no dudé en regalarlselo a mi querida prima Emi... tiempo después cayó en mis manos.
Me tomó un buen tiempo terminarlo. Voy a serles totalmente sincera, me gustó el estilo del autor, su forma de escribir, las frases citadas y las que se quedarán para siempre en la memoria de miles de jóvenes. Lo negativo, es que a pesar de que la opinión popular suele amar a Alaska a mí no me cerró, muchas cosas no me cerraron, para mí le faltó desarrollo a los personajes.
Mi parte preferida es el final, hermosa reflexión y forma de concluir el libro.

View all my reviews

lunes, 4 de julio de 2016

Perdonar es un don...

La decepción es una de las peores sensaciones que pueden existir. Escribo esto a modo de catarsis porque hace más de seis meses que me ronda como un fantasma y no me deja vivir en paz, no me deja avanzar.
Desearía poder decir que un hombre me arrancó el corazón pero eso no me dolería tanto como decepcionarme de la que pensé que era una de mis mejores amigas.
A veces desearía hacerle caso más caso a mi instinto, a esa fuerza que nace de mis entrañas, especialmente cuando me está diciendo que no es una buena idea... pero se suponía que me esperaban con bombos y platillos; y me recibieron con mala cara, reproches y reglas metódicas como si no me conocieran. Fui a la casa de una amiga y quisiera decir que con una extraña, pero solamente me encontré con una faceta que ella le mostraba a otros pero nunca a mí. Se suponía que me invitaba a compartir uno de los momentos más hermosos que le pasa a una mujer pero encontré quejas y un desprecio que nadie más me hizo en mi vida, al menos nadie que se suponía que me quería. 
Fueron nueve días que me parecieron una eternidad y volví extrañando como nunca mi hogar, como bien dicen "el tiempo vuela cuando te diviertes"... y cuando no... es una pesadilla.
Meses después deje de lado mi lado herido y le dí una nueva oportunidad, me dije a mí misma hace lo más humano y puse mi otra mejilla para recibir a cambio otra gran cachetada, no una, sino dos veces... y la última fue la definitiva.
Hoy escuchando el sermón en la misa que celebramos con la escuela, el padre hablaba del don del perdón, de cómo permite sanar las heridas y realmente necesitaba escucharlo.
Perdonar para seguir adelante, perdonar para sacarme de dentro esta amargura que me carcome, perdonar para poder quedarme con lo lindo y olvidarme de lo feo... aunque cuando algunas cosas se rompen simplemente no pueden volver a ser como antes.

lunes, 29 de febrero de 2016

Downsize!

Hace algún tiempo empecé a interesarme en el fenómeno "tiny" o "downsize", es decir, pensar en disminuir a conciencia nuestras vidas. No sé si estos términos están usados correctamente, y no es precisamente la definición pero así lo entendí.
Siempre fui bastante creativa y la verdad es que hace un año pude poner en práctica este lado mío. Invertí mis ahorros, que no eran muchos, para arreglar mi casa; lejos estoy de tener mi propia casa, es decir, de construirla, así que estoy viviendo en la casa o mejor dicho departamento que era de mis papás. Mis ahorros se fueron en arreglos de albañilería y pintura, tuve algunos aciertos y otros no tantos, errores de alguien que no tiene experiencia en este campo más que una gran imaginación y miles de programas y vídeos de decoración vistos. La cuestión es que al cabo de casi tres semanas no me quedaba dinero para comprar nada, y mis muebles son herencia y casi todos en bastante mal estado, pero era -y es- todo lo que tengo. Sin presupuesto, tenía que arreglármelas para lograr que mi casita (baño, cocina-comedor y habitación) quedara como yo quisiese, y cumpliera con los espacios que quería lograr. 
Inspiración no me faltaba, como diy voraz consumidora de tutoriales, había visto muchos vídeos y tenía una idea de cómo dar vuelta toda mi casa y duplicar el espacio. 
Eso sí, una cosa es pensarlo y otra cosa fue llevarlo a cabo. Me llevó casi tres días, y muchos otros más, el terminar de poner todo en su lugar. Mudé mis cosas a la que era la habitación de mis papás, que es la habitación más grande y allá mudé mi cama, mi biblioteca, mi escritorio, mudé toda mi ropa al ropero de mis viejos (un caos total) y los muebles que usaba en mi casa para guardar mis cosas las llevé a cocina, que es donde se vió el cambio más rotundo. La cocina quedó más abierta, con más espacio para transitar y lugares de almacenamiento al poner allí un chifonier (que además sirve como mesa para el televisor), una alamacenero donde guardaba cosas random para que no quedaran a la vista y un mueble que hace mucho está en casa y que no se lo pienso dar a mi hermano, ¡es mío!, que lo uso como divisor entre cocina y comedor, y sirve además como isla. 
En fin, en todo este proceso empezó en mí la idea de pensar a conciencia de lo que me rodea, de lo que necesito de lo que no, de lo que quiero y es útil, de lo que es sólo un adorno. Aún me falta muchísimo, pero este año seguiré trabajando para disminuir de lo que no quiero, de lo que es innecesario y de lo que pertenece o no a mi hogar. 
Por lo pronto, intento transmitir esto en otros aspectos de mi vida, como por ejemplo en disminuir mis porciones de comida, de comer sano y disminuir mi talla. Quiero sentirme bien. Con lo que soy, con lo que tengo, con lo que hago y con lo que creo.  

miércoles, 17 de febrero de 2016

Dos voces


Dos voces gritan en silencio
batallan sin llegar a ningún sitio
buscan una respuesta y lo único que es escuchan
es: ¡no vale la pena!
¿Y si tan sólo vale por gritar?
¿Por ser lanzada al aire y ya?
Voy y vengo sin cesar
Nada y todo por perder
Sinsentidos y ¿qué hacer?

sábado, 23 de enero de 2016

Del amor y otros demoniosDel amor y otros demonios by Gabriel Garcí­a Márquez
My rating: 3 of 5 stars

Me encanta Gabriel García Márquez, es uno de los autores con los cuales me inicié en la lectura y siento gran nostalgia por su estilo.
Debo admitir que aún no me adentro en sus grandes novelas, pero paso a paso.
Leí este libro por recomendación de una amiga y queriendo salir también un poco del laberinto de novelas largas que últimamente estoy eligiendo; y debo decir que no me decepcionó. El estilo de García Máquez, la forma en que nos enseña ese mundo tan característico de sus tierras, es tan accesible que no importa el lugar o el tiempo en el que se desarrolle la trama cualquier lector puede transitar por ellos. Me hubiera gustado saber un poco más del mundo interior de los personajes y tal vez que el final no hubiese sido tan abrupto, pero eso es lo único negativo que puedo decir de la novela.
En resumen, una buena lectura, con una idea del amor bastante particular y distinta para lo que el título pueda llegar a insinuar.


View all my reviews